Tres CAI de la Policía fueron incinerados, más de sesenta uniformados y cincuenta y cinco civiles heridos. Veintiún  estaciones del Mío destrozadas y según los operadores van sesenta y cinco buses vandalizados.

Este viernes, suspendieron nuevamente el sistema de transporte masivo en Cali. Las pérdidas superan los $7.200 millones en estos tres días de desmanes.

Lea también: España cierra fronteras a Colombia y otros países por pico de contagios

El caos se apoderó de Cali, pese al toque de queda que rige hasta las 5:00 a.m. del domingo 2 de mayo.

Durante todo el día y parte de la noche, se presentaron veinte bloqueos, además, la movilidad para los municipios de Yumbo, Jamundí, Candelaria y Palmira quedaron completamente obstaculizadas.

“En este proceso hemos venido individualizando, ya hemos identificado, treinta capturas de ellos, cuatro han sido venezolanos”, indicó Jhon Freddy Encinales, director Seccional de la Fiscalía.

Podría leer: Indígenas anuncian minga hacia Bogotá contra reforma tributaria

En medio de las protestas, también se escucharon disparos, lo que agravó más la situación de orden público.

“Hemos visto directamente que en el proceso y vandalismo han adelantado disparos, Personería está atenta a las personas heridas“, dijo el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.

Vea también: Vándalos persiguieron a policía y con sevicia le dieron 35 puñaladas en Yumbo

Ni el personal de la salud se ha salvado de los desmanes, algunos no han podido llegar a sus puestos de trabajo y las ambulancias han sido atacadas.

“Nuestros médicos, nuestro personal de la salud que lo está haciendo con responsabilidad, no han podido llegar producto de estos hechos vandálicos. Hay médicos que han redoblado turnos, que no han salido del hospital“, precisó la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán.

Conozca más: José Gregorio Hernández, “el médico de los pobres” es beatificado

El emblemático monumento de Sebastián de Belalcázar, fue retirado del lugar donde permanecía desde 1.937 para ser reparado.

Hasta el momento, continúan los enfrentamientos y permanecen bloqueados once puntos en la ciudad.