El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, decretó medidas especiales por el alto contagio de COVID-19, habrá ley seca y toque de queda.

El toque de queda entre las 8:00 de la noche y las 5:00 de la mañana.

También el alcalde prohibió la venta de licor a partir de las 10:00 p.m. del sábado hasta la madrugada del lunes.

 

Mira también: Llegaron 270.000 vacunas de Pfizer a Colombia

 

Se prohíbe acceso a ríos y se permitirá ascenso individual a cerros tutelares, desde mañana y el domingo tendremos desde las 10:00 p.m. ley seca para evitar comportamientos irresponsables“, dijo Ospina.

Cali seguirá en alerta naranja y todo evento que congregue a un amplio número de personas también estará restringido.

Durante el fin de semana continuarán aplicando la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 y quienes requieran la segunda deben esperar.

 

Podría interesarle: Murió el príncipe Felipe de Edimburgo a los 99 años

 

 

 

Vamos a prohibir cualquier evento que se desarrolle en salones de eventos, parques, espacios públicos y familiares”, agregó.

Publicidad

Actualmente de 953 camas UCI el 88% están ocupadas en la ciudad, es decir, que hay 114 disponibles.

En los demás municipios del Valle del Cauca el toque de queda será de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.