En un solo día fueron reportados más de cien nuevos casos positivos para Cali. Por eso, las autoridades decretaron la ley seca y el toque de queda durante el fin de semana de manera continua.

«Desde el viernes a las 7 a.m. de forma continua hasta el día lunes a las 5 a.m., necesitamos que la gente comprenda que tenemos que entrar en un confinamiento de protección», dijo Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali.

De cada 100 pruebas, 25 resultan positivas y la ocupación en las 838 camas UCI se encuentra entre el 96 y 97 %.

«Queremos registrar a todos aquellos, médicos, enfermeras, auxiliares que tengan experiencia certificada en cuidados intensivos en la Secretaría de Salud de Cali y si hay migrantes, también estamos interesados en registrarlos».

Asimismo, en las últimas horas la Secretaría de Salud del Valle reportó que 99 pacientes en el departamento tuvieron que esperar por un traslado a una Unidad de Cuidado Intensivo.

«De las 99 personas 46 eran de Cali, los otros de municipios como Palmira, Dagua, La Victoria, San Pedro, Cartago, Tuluá y Buga», precisó María Cristina Sesmes, secretaria de Salud del Valle.

En otros 40 municipios del Valle el toque de queda será hasta el 20 de enero entre las 10 p.m. y las 5 a.m. de cada día; viernes y sábado iniciará a las 8 p.m.