El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina decretó a partir de este miércoles 27 de enero toque de queda y ley seca en toda la ciudad.

La medida regirá a partir de hoy a las 11:00 de la noche a 5:00 de la mañana del día siguiente.

Asimismo, detalló que las restricciones irán hasta el próximo lunes 1 de febrero por cuenta del aumento en los casos COVID-19.

«Necesitamos romper la ola de contagios. Nuestras UCI están estables, hemos logrado reducir un poco el número de demanda por día«, dijo el alcalde Ospina.

El mandatario local también aclaró que las medidas están sujetas a cambios según el comportamiento de los contagios en la capital del Vale del Cauca.