El incremento en casos de atraco a mano armada en Cali es desproporcionado, así lo reveló el secretario de Seguridad, Andrés Villamizar, quien reconoció la preocupación de los ciudadanos, teniendo en cuenta que un delincuente con arma de fuego, es un asesino en potencia.

En lo corrido del año, se han presentado más de 9000 atracos en la capital vallecaucana.

“Lo que pasa en Cali, no está pasando a ese nivel en ninguna otra ciudad de Colombia y es la cantidad de ciudadanos que están siendo víctimas de atraco a mano armada, esto nos preocupa y tenemos que redoblar esfuerzos”, indicó Villamizar.

Considerando además que la capital del Valle sigue siendo la ciudad con el mayor número de homicidios, la alcaldía hizo un llamado urgente para poder combatir estos delitos, cuyos puntos críticos ya han sido ubicados.

“Cali hace un llamado urgente, un clamor al Gobierno nacional para que se aumente en no menos de 1500 hombres el pie de fuerza de la Policía y no menos de 600 soldados adicionales, para cubrir los puntos críticos de homicidio”, agregó el funcionario.

La alcaldía sugirió trasladar, de las oficinas a las calles, a los uniformados que cumplen labores administrativas, así como incrementar el número de hombres del CTI en la ciudad.