Después de nueve días de intervención sanitaria, la Alcaldía reabrió la principal plaza de mercado en Cali. Más de 2.500 establecimientos comerciales, entre formales e informales, empiezan a funcionar con protocolos de bioseguridad.

Guillermo Patiño volvió a abrir su negocio en la galería Santa Elena, comprometido con tener los elementos que le permitan proteger a sus clientes y empleados.

«Tenemos el lavado de manos, antibacterial, lavado de los pies y acordonado para que no hayan más de cuatro, cinco personas por negocio», relató.

El abastecimiento se organizará con todas las exigencias sanitarias. La Alcaldía espera intervenir de manera paulatina 100 mil millones de pesos en su remodelación.

Vea la nota completa en el video