Las calificadoras de riesgo crediticio como Standard & Poors están analizando la capacidad de la economía colombiana para sortear la crisis del coronavirus, al tiempo que observan los riesgos políticos y el futuro de la reforma tributaria.

El director de Investigaciones económicas de Credicorp Capital, Daniel Velandia explicó que «las agencias calificadoras de riesgo estarán atentas a los anuncios que haga el Gobierno y el Ministerio de Hacienda acerca del ajuste fiscal requerido».

El economista agregó que el Ministerio de Hacienda ha reconocido la necesidad de una reforma fiscal por 2 puntos del PIB a partir del 2022″.

Lo anterior «implica que inversionistas y calificadoras de riesgo estarán atentas a incrementos de impuestos y reducción del gasto público».

Consideró que la calificación del país dependerá de su capacidad de mantener la deuda estable y de comenzar a reducirla en los próximos años».

Publicidad

En un reciente pronunciamiento voceros de S&P plantearon que además de la necesidad de acometer una reforma fiscal, Colombia enfrenta un «riesgos políticos» asociado a las elecciones de 2022.

La evaluación que hagan las calificadoras de riesgo será determinante para que el país cuente con el grado de inversión, del que todavía goza.