Cambio Radical, el partido del vicepresidente Vargas Lleras, parece alejarse cada vez más del gobierno. Mientras sus congresistas se retiraban de la Cámara a la hora de la votación de la justicia de paz, uno de sus líderes se reunía con Álvaro Uribe.

Además el vicepresidente dijo en público varias frases destempladas contra la canciller, a tal punto que el presidente tuvo que recordarle quién está a cargo de las relaciones diplomáticas.