Campesinos, cultivadores de coca y habitantes de la cordillera de El Patía marcharon por la vía Panamericana rechazando las fumigaciones con glifosato anunciadas por el Gobierno y pidieron cumplimiento de los acuerdos de paz.

Desde el corregimiento de Las Tallas, zona rural de El Patía, sur del Cauca, salió una concentración con más de cuatro mil campesinos que rechazan una posible fumigación aérea con glifosato, que se convertiría en la tercera en menos de 15 años.

“Marchamos ante la evidencia del advenimiento de una política antidrogas de carácter autoritaria y que va a afectar nuestros ecosistemas, va a afectar nuestra salud y también el sustento de las familias campesinas”, afirmó Jhon Jairo Fuentes, Secretario de la Asociación AGROPATÍA.

Vea también: Gobierno entrega 33 kilómetros de la vía Mayapo – Manaure en La Guajira

Los habitantes de 56 veredas, pertenecientes a once corregimientos, indican que han enviado cartas de intención al Gobierno sin que hasta ahora se les haya dado alguna respuesta.

“Estamos dispuestos a negociar, pero debe ser una negociación directa entre Estado y campesinos, no una negociación intermediada”, aseguró Azael Cabrera, presidente de la Asociación AGROPATÍA.

Publicidad

En la zona, donde existen alrededor de 10 cristalizaderos de cocaína, entre el 80 y el 85 % de la población devenga su sustento diario de la producción de hoja de coca, por eso consideran que la erradicación forzosa los dejaría en la absoluta miseria.