Con preocupación representantes de los campesinos del Bajo Cauca antioqueño, revelaron que estos podrían volver a sembrar cultivos de uso ilícito como coca por falta de garantías y presiones de grupos armados.

El defensor de Derechos Humanos de Campesinos, Óscar Zapata, aseguró: ‘’primero por el incumplimiento en el programa de sustitución de cultivos y los planes, en segundo lugar las Autodefensas Gaitanistas. Ellos están obligando a los campesinos del Bajo Cauca y Nudo del Paramillo, a que vuelvan a sembrar coca y si no lo hacen corre riesgo su vida’’.

La tensión por estas amenazas a los labriegos en esta región, aumentaron luego del homicidio de un líder el pasado miércoles en límites de Antioquia y Córdoba.

‘’Hace dos días asesinaron a uno de los líderes en San José de Urré y los más recientes homicidios en Antioquia y Colombia, recaen en líderes de cultivos ilícitos’’, agregó Zapata.

Según los defensores de Derechos Humanos, este año en Antioquia han sido asesinados cuatro líderes campesinos y 25 tienen amenazas de muerte.