Luego de su recorrido por Paraguachón, en la zona de frontera en La Guajira, el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, calificó de crítica y dramática la situación, y anunció una nueva política nacional que contempla la intensificación de las medidas para atender la crisis por el éxodo masivo de ciudadanos venezolanos. La acción más pronta, será declarar la emergencia social y económica.

«Que se declare la emergencia económica y social para tomar medidas urgentes a fin de que se pueda atender de manera razonable esta crisis que tanto efecto está produciendo para la vida de La Guajira, Colombia y otras naciones del hemisferio», indicó Trujillo.   

El canciller respondió al Gobierno venezolano, quien calificó de montaje mediático la situación que se vive en los puntos de frontera entre Colombia y Venezuela, por la salida masiva de ciudadanos de ese país.

«¡Pero por Dios, quien puede llamar montaje el éxodo de habitantes de Venezuela, por Dios como se puede llamar montaje a la migración, las dificultades de los migrantes!, el tránsito hacia naciones del sur, su propósito de quedarse en Colombia, la realidad de Maicao, de Riohacha, esto es una crisis humanitaria, producto de una crisis humanitaria que se origina en Venezuela», agregó.

El ministro expresó la disposición de Colombia de trabajar en conjunto con países de la región que han sentido el impacto de la crisis en Venezuela, y que seguirá tocando puertas en organizaciones internacionales.

Vamos a seguir pidiéndole a la comunidad internacional, la constitución de un fondo urgente humanitario de emergencia y que se avance en la designación de un enviado especial dentro del marco de Naciones Unidas para atender la crisis

añadió.  

El funcionario viajará la próxima semana a Estados Unidos, la Unión Europea y Ginebra, para instar a la comunidad internacional a cooperar para buscar salidas a la crisis que afecta a varios países del mundo.

Publicidad