Luego de una denuncia hecha por la Armada Nacional sobre la incursión de unidades militares venezolanas, en el sector de La Guadalupe – Río Negro, departamento del Guainía, el Ministerio de Relaciones Exteriores mostró su preocupación “por la reiteración de este tipo de provocaciones, generadas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, que afectan a las comunidades de la frontera”.

A través de un comunicado, la Cancillería detalló que “los hechos ocurrieron después de las 9 a.m., del 22 de junio, mientras los afectados navegaban por el Río Negro, que sirve de límite entre los dos países”.

Con testimonios y videos, los afectados denunciaron que los uniformados, “pertenecientes a las Fuerzas Armadas Bolivarianas, los intimidaron haciendo disparos al aire, fueron enfrentados por la comunidad y obligados a retirarse”.

Por este “nuevo abuso de autoridad por parte de militares venezolanas”, la Cancillería indicó que “las Fuerzas Militares de Colombia se mantienen prestas a la defensa de la soberanía nacional y de los ciudadanos que habitan en la frontera, manteniendo siempre la debida prudencia frente a estas claras y reiteradas incitaciones, que solo pretenden generar respuesta para hacer ver a Colombia como país agresor”.