A pesar de que la publicidad de los candidatos al Congreso debió ser desmontada desde el sábado pasado, muchos de ellos todavía conservan sus vallas publicitarias. El Consejo Nacional Electoral, CNE, podría imponer sanciones por violaciones a las normas de publicidad política en época de elecciones.

Las normas de propaganda política, definidas por el Consejo Nacional Electoral establecen que solo con tres meses de anticipación y máximo hasta un día antes de la jornada de elecciones, los candidatos podían fijar vallas para incentivar los votos a su favor. 

Sin embargo, hoy muchas de estas piezas publicitarias siguen en pie, lo que a la luz de la normatividad está prohibido.

Las alcaldías locales son las llamadas a verificar que la norma se cumpla y que la publicidad sea retirada por el mismo político.

De lo contrario, el CNE podrá iniciar una investigación y si es el caso, imponer sanciones que van entre los $11,3 millones hasta los $113 millones, según la gravedad de la falta cometida.