Alias «Moco» y alias «Veneno» son señalados por las Fuerzas Armadas de encabezar una temida red de secuestradores que vendían sus víctimas, como si fueran mercancía, a los grupos residuales de las Farc en el norte del Cauca.

Las autoridades investigan cerca de 30 plagios, entre este año y el anterior, cometidos por esta banda conocida como los «Yarumales».

“Secuestran a las personas en los diferentes municipios del norte del Cauca y los venden al GAO residual F6 en la montaña del norte del Cauca, allá van a parar los secuestrados por esta banda criminal y delincuencial que venden a nuestros habitantes”, indicó el general Luis Fernando Rojas, comandante del Comando Conjunto del Pacífico.

Según el comandante, esta banda, que era uno de los brazos armados del grupo residual del Sexto Frente de las Farc, realizaba un estudio minucioso de sus víctimas para después realizar el secuestro.

“Ellos hacen parte de la organización, se enteran en los municipios que tienen un dinero, se acerca, le hacen el estudio y en el momento menos oportuno para las víctimas se lo llevan y es vendido a los GAO residuales en la parte alta del norte del Cauca”, agregó Rojas.

Al lado de estos dos cabecillas fueron capturados cinco hombres más de la organización, quienes tendrán que responder por los delitos de secuestro agravado y concierto para delinquir.