La Fiscalía Seccional de Boyacá capturó a tres funcionarios de Corpoboyacá y a la esposa de uno de ellos, por el delito de cohecho, quienes ingresando a la base de datos de la entidad y contactaban a empresarios para ofrecerles servicios a cambio de dinero. 

Los funcionarios habían creado una oficina dedicada a favorecer intereses particulares para otorgar títulos mineros y rebajas en sanciones por parte de la misma entidad. Habrían favorecido ocho empresas.

“Se trata de dos ingenieros, un abogado y la esposa del abogado, quienes se aliaron, se confabularon para cobrar coimas en procesos determinados administrativos, para evitar que ciertas personas fueran sancionadas con multas o para expedirles licencias ambientales a pesar de que no cumplían con los requisitos legalmente establecidos”, indicó Javier Díaz Villabona, director de la Seccional Fiscalía.

La investigación se venía realizando desde el 2017 por la denuncia del propio director de la entidad, quien fue alertado por control interno.

“Ya estamos indagando y uno a uno todos estos procesos serán revisados y serán encausados en debida forma, y ahí también seguirán saliendo resultados de esta investigación, porque también hay que tener en cuenta que, de parte de los usuarios puede existir la posibilidad de ofrecimiento de dádivas a cambio de alguna manipulación de expedientes”, agregó. 

Las investigaciones continuarán en ambas entidades, para determinar cuáles fueron esas empresas o particulares que habrían participado de este ilícito y si hay o no, más funcionarios involucrados.