Con menos de 24 horas de nacido, el bebé fue dejado por su propia madre en la orilla de una carretera despoblada en zona rural del municipio de Toledo, norte de Antioquia, y luego huyó del lugar.

Campesinos de la zona, que escucharon el llanto del pequeño, fueron los que alertaron a la Policía que logró su rescate.

“Encuentran envuelto dentro de cobijas a una criatura que parecía recién nacida, proceden a recogerla de manera inmediata, brindarle protección y llevarla rápidamente hasta el hospital que queda en la cabecera municipal”, confirmó el coronel Giovanny Buitrago, comandante de la Policía de Antioquia.

Los uniformados emprendieron la búsqueda de la madre, que fue capturada horas después.

La mujer de 24 años tiene tres hijos más y reconoció ser responsable del abandono luego de darlo a luz.

“Dijo que lo había tenido en horas de la noche, que lo amamantó y al día siguiente le quitó el cordón umbilical lo enterró en la tierra y procedió a dejarlo a orillas de la vía”, indicó el coronel Buitrago.

La mujer manifestó que los padres de sus hijos no le han respondido y por eso, en medio del desespero, abandona al bebé recién nacido.

Publicidad

Tanto el menor como sus tres hermanos quedaron bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).