En diferentes ciudades del país se realizaron diez capturas de personal militar retirado y activo del Ejército Nacional, junto con dos particulares, por presuntos hechos de corrupción administrativa.

Las capturas de siete militares retirados, un militar activo y dos particulares se efectuaron en las  Medellín, Villavicencio, Bogotá y Bucaramanga.

Estas personas deberán responder ante la justicia por presuntamente realizar celebraciones de convenios de manera irregular entre los años 2016 al 2018 con empresas privadas.

«Este Comando ratifica una vez más su política de cero tolerancia con la corrupción y el fortalecimiento de sus mecanismos de prevención, al igual que no se tolerará actuación alguna de sus integrantes que sea contraria a la Constitución, la Ley, los derechos humanos o el derecho internacional humanitario», dijo el Ejército.

Los capturados fueron puestos a disposición de la Fiscalía 49 Especializada Contra delitos de la Administración Pública, por los presuntos delitos de falsedad en documento público, cohecho, peculado por destinación oficial diferente y peculado por apropiación. 

PRONUNCIAMIENTO DEL EJÉRCITO