Este lunes el inspector general de la Policía Nacional, el general Jorge Ramírez Aragón notificó que fueron capturados dos oficiales de la institución vinculados a la investigación por la muerte de Santiago Andrés Murillo de 19 años, quién fue herido durante los disturbios del primero de mayo en Ibagué.

“Desde el comienzo me puse al frente del caso desde el ámbito disciplinario y la justicia penal militar, estos dos uniformados quedan inmediatamente suspendidos de sus funciones, no obstante, la investigación fue asumida por la Procuraduría”, afirmó el inspector.

 

Le puede interesar: Primera víctima mortal en las protestas de Bogotá

 

En la cuarta jornada de paro nacional, cientos de personas salieron a manifestarse en contra de la reforma tributaria. En horas de la noche de ese sábado en el centro comercial Multicentro de la ciudad de Ibagué, hubo un enfrentamiento entre los protestantes y la Policía, y allí Santiago habría recibido un disparo que le ocasionó la muerte minutos después.

“Me mataron a mi hijo, mi único hijo, que me maten a mí también”, denunció desconsolada la madre del joven, un clamor que se hizo viral y mostró la cruda situación por los actos de violencia durante las protestas en el país.

Publicidad

 

Vea también: “Están condenándonos a la muerte”: alcaldesa sobre falta de acuerdo entre Comité del Paro y Gobierno

 

Por otro lado, el inspector aseguró que hasta el momento se han abierto 62 investigaciones disciplinarias por distintos comportamientos presuntamente irregulares desde el comienzo de las manifestaciones el 28 abril, de las cuales fueron entregadas 10 investigaciones a la Procuraduría y se han aplicado la medida de suspensión a cinco miembros de la Policía.