La Policía capturó en las últimas horas en Medellín, al exguerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Gerardo Antonio Bermúdez, alias ‘Francisco Galán’, por el secuestro de más 64 personas perpetrado por esa guerrilla en el año 2000, informó la Fiscalía.

El ente acusador indicó a través de un comunicado que Mario Pieschacón Negrini o Gerardo Antonio Bermúdez, fue arrestado el sábado “por orden de un juez penal del circuito especializado de Cali”.

El caso tiene que ver con “hechos ocurridos el 17 de septiembre de 2000 cuando integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), del Frente José María Becerra, secuestraron a más de 64 personas que se encontraban en establecimientos públicos” ubicados en el kilómetro 18 de la vía Cali-Buenaventura, departamento del Valle del Cauca.

Por este hecho ‘Francisco Galán’ es acusado de los presuntos delitos de “secuestro extorsivo agravado, homicidio culposo en concurso homogéneo y hurto calificado y agravado” pues para esa época era miembro activo del ELN.

La Fiscalía pondrá al exguerrillero en las próximas horas a disposición del juez penal de Cali que lo requiere por el secuestro masivo.

‘Francisco Galán’ ya no es gestor de paz, pues una resolución del Gobierno emitida en enero del año pasado le revocó esa designación.

Bermúdez fue expulsado hace años por el ELN como su portavoz público, el exguerrillero estuvo detenido más de 14 años en la cárcel de Itagüí.

Por este secuestro de las 64 personas la Fiscalía también ordenó la captura de algunos miembros del Comando Central (Coce) del ELN.

Entre los que están Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino’; Herlinton Chamorro Acosta, alias ‘Antonio García’; Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’, Rafael Sierra Granados, alias ‘Ramiro Vargas’, Carlos Arturo Velandia, alias ‘Felipe Torres’ y Fernando Sánchez, alias ‘Élite’.

Los diálogos de paz del anterior Gobierno con el ELN, que comenzaron en febrero de 2017, quedaron en suspenso con la llegada al poder de Iván Duque Márquez, quien al asumir la Presidencia condicionó la continuidad de las negociaciones a que esa guerrilla deje en libertad a todas las personas que tiene secuestradas y renuncie a esa y otras actividades delictivas.

Sin embargo, el proceso quedó en punto muerto tras el atentado con coche bomba cometido por el ELN el 17 de enero de 2019 contra la Escuela de Policía Francisco de Paula de Santander en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.