El CTI de la Fiscalía y la Policía Nacional lograron la captura de un fiscal seccional y un abogado en Cali.

Según las autoridades, los funcionarios habrían concertado con otros profesionales judiciales dilatar e impedir que avanzara un proceso por homicidio y secuestro.

 

 

Al parecer, el fiscal recibió 100 millones de pesos de la persona interesada en frenar la investigación en su contra.

Las maniobras ilegales presuntamente ocurrieron entre diciembre de 2019 y enero de 2020.

 

 

Esta lucha frontal contra la corrupción tanto fuera de la entidad como dentro de la entidad es un eje transversal de nuestra acción”, dijo el fiscal General, Francisco Barbosa, desde Cali.

Los detenidos serán presentados ante un juez de control de garantías y les imputará los delitos de cohecho y soborno.