Las autoridades capturaron en las últimas horas a otro de los presuntos implicados en el atentado terrorista contra la estación de Policía de Barranquilla, que el pasado 27 de enero dejó siete uniformados muertos y 40 heridos.

«Felicitaciones a la Policía Nacional por una nueva e importante captura que tiene que ver con el atentado a la estación en Barranquilla», indicó el Ministerio de Defensa en su cuenta de Twitter; al mismo tiempo la Fiscalía General de la Nación informó de esta captura a través de esta red social.

El presunto implicado que fue capturado en el municipio de Malambo (Atlántico), fue identificado como Nilson Mier Vargas, de 49 años, y quien es señalado de alojar en su residencia a quienes activaron la carga explosiva en la estación San José.

El pasado 8 de febrero se privó de la libertad por el mimo hecho a Oswaldo Meriño Torres, quien tiene vínculos con las estructuras urbanas del ELN.

Posteriormente el 15 de febrero las autoridades capturaron en Bogotá al guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Rafael Antonio Botero Restrepo, alias «Tista», señalado como presunto responsable del atentado contra la Policía.

Al mismo tiempo, se encuentra privada de la libertad Dalila María Duarte Martínez, esposa de Nilson Mier Vargas. A la pareja se le investiga por haber alojado a Cristian Bellón Galindo, acusado de ser el autor material del atentado terrorista y quien se encuentra preso en una cárcel de máxima seguridad, y a Jefferson Torres Mina, quien está prófugo de la justicia.

«De acuerdo con las investigaciones, Bellón Giraldo, capturado en flagrancia, y Torres Mina habrían recibido apoyo logístico e instrucción en la elaboración de explosivos por parte de Mier Vargas», indicó en una rueda de prensa la fiscal general de la Nación encargada, María Paulina Riveros.

Mier Vargas, «habría completado 15 años vinculado al ELN. Fue capturado y judicializado en el año 2003 en la ciudad de Riohacha por portar material alusivo a ese grupo y le figuran órdenes de captura que datan del año 2000 por los delitos de secuestro, rebelión y homicidio», agregó Riveros

El capturado fue presentado ante el juez único antibandas criminales ambulante de Barranquilla y la Fiscalía le imputó cargos por seis homicidios agravados, 47 homicidios agravados tentados, terrorismo, rebelión, maltrato animal y uso ilegal de medios de comunicación.