La Policía capturó a los presuntos responsables de arrojar una granada en el barrio Llano Verde, en Cali el pasado 13 de agosto, días después de haber ocurrido la masacre de cinco jóvenes en un cañaduzal del sector.

Los capturados tienen 23 y 19 años, de acuerdo con la Policía, los dos hombres arrojaron la granada desde un punto donde no eran visibles para poder escapar.

La explosión dejó un saldo de una persona muerta y doce heridos, entre ellos una niña de un año y dos policías.

Vea también: Judicializan a cinco personas que habrían participado en actos de terrorismo urbano en Bogotá

La víctima fatal fue identificada como Jhamer Díaz Hernández, de 36 años de edad, quien murió por la gravedad de las heridas en la clínica Valle del Lili.

El general Manuel Vásquez, comandante de la institución en Cali dijo que, “uno de los capturados ha enfrentado la justicia por concierto para delinquir”.

Publicidad

De igual manera las investigaciones descartaron que se tratara de un atentado contra la Policía o las familias de las víctimas de la masacre.

Un juez envió a estas dos personas a la prisión. La investigación continuará para determinar las causas del atentado con granada en Llano Verde, Cali.

Le puede interesar: Armada Nacional rescató a cuatro personas cerca al puerto de Buenaventura

Habitantes del barrio Llano Verde celebran el resultado y esperan que se haga justicia por la muerte de Jhaner Díaz Hernández.

«Era muy alegre, ese día del atentado estuvimos en caravana con los carros, estuvimos hablando de su vida, que había sido escolta y todo eso (…) Era muy colaborador, buen amigo, deportista, le gustaba compartir con la juventud en Llano Verde», aseguró José Hernández y Héctor Mujica, amigos de la víctima.