Por vulnerar los derechos fundamentales a la consulta previa, a la salud y al ambiente sano de las comunidades Wayuú, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira suspendió las actividades de Cerrejón en Puerto Bolívar, donde la empresa embarca el carbón de exportación.

La resolución de Corpoguajira se expidió para proteger a las comunidades indígenas de Media Luna, Lechemama y Malla Norte, quienes desde hace año y medio se declararon víctimas de las partículas de carbón que quedan el aire cuando Cerrejón está transportando el material.

En noviembre de 2015, el Consejo Superior de la Judicatura amparó los derechos del resguardo indígena Media Luna Dos y le pidió a la carbonífera ejecutar acciones que impidan que los Wayuú respiren el polvillo.

Hace nueve meses, la líder Wayuú, Stefany Silva, mientras hablaba con Noticias Uno, tenía las manos llenas del polvillo que trae la brisa. Les cae en sus ojos, les entra en sus casas y contamina su comida.

Publicidad

Aunque las comunidades Wayuú celebraron la decisión de la autoridad ambiental, manifestaron su desconfianza porque hay quienes interpretan la resolución de Corpoguajira como una maniobra que, por sustracción de materia, evite un pronunciamiento de fondo de la Corte Constitucional sobre este caso.