La Policía Nacional avanza en la implementación de un nuevo uniforme para todos los integrantes de la Institución.

Este busca que las mujeres y los hombres policías tengan una mayor visibilidad ante la ciudadanía y en las calles siguiendo estándares internacionales.

El nuevo prototipo reduce el costo de producción de los uniformes en aproximadamente un 6%, ya que se disminuyen las operaciones de costura, corte y producción.

 

 

Dicho piloto añade colores que ofrecen un mejor contraste como el azul y el neón lo que permitirá al ciudadano ubicar al policía mucho más rápido.

Un aspecto de suma relevancia es que los uniformes tendrán incorporadas cámaras de cuerpo o ‘bodycam’, para transmitir en tiempo real los procedimientos que atienda el policía.

 

Estos dispositivos se activarán de forma automática cuando el funcionario deba hace uso de su arma de fuego o el dispositivo Taser para proteger la vida de las personas.

Publicidad

Además, su uso será supervisado desde los Centros Automáticos de Despacho (CAD) que tendrán la imagen simultánea desde el lugar en el que se efectúe el procedimiento.

 

 

El uniforme tradicional verde aceituna se mantendrá en las zonas rurales de Colombia y para las operaciones policiales que requieren este color por razones tácticas y de seguridad del policía.

Adicionalmente, se creará la figura del supervisor policial, que estará representada en un mando medio que tendrá la misión de revisar el cumplimiento de las metas de reducción del delito y de integridad policial en cada turno de vigilancia.