Las autoridades judiciales determinaron imputar cargos contra dos mujeres que habrían ejecutado un ataque con ácido en el sur de Bogotá.

Según las investigación de la Fiscalía, el novio de la víctima fue quien habría planeado la agresión con agentes químicos por celos, y después de los hechos se quitó la vida.

En la audiencia ante un juez con función de control de garantías, ninguna de las mujeres aceptó su responsabilidad y fueron enviadas a la cárcel.

Los hallazgos encontrados en la investigación de un fiscal de la URI de Puente Aranda, permitieron inferir que Paola Andrea Moreno e Ingrid Katherine Parra, presuntamente, atacaron con ácido a otra mujer en la localidad de Antonio Nariño en Bogotá, el pasado 13 de noviembre.

Los detalles del caso dejan ver que aquel día la víctima, Derly Lucía Tangarife, llegó hasta ese lugar con su novio y se quedó esperándolo en la motocicleta mientras él realizaba una diligencia.

Publicidad

De repente, una de las procesadas al parecer la abordó por la espalda y le arrojó un ácido en el rostro.

Posteriormente, la presunta agresora salió corriendo y se encontró con la segunda imputada en un puente peatonal, con el fin de huir del sector.

Días después, este 27 de noviembre, la Fiscalía y la Policía judicial de la Sijín lograron la captura de las dos mujeres mediante orden judicial.

Según las indagaciones de la Fiscalía y el material probatorio recaudado, Moreno y Parra supuestamente fueron enviadas por el novio de la víctima para perpetrar el ataque, por celos. El hombre posteriormente se suicidó.

¿Qué pasó con la víctima?

Por su parte, la víctima fue hospitalizada y recibió una incapacidad provisional médica legal de 35 días.

«Los delitos donde las mujeres son víctimas con agentes químicos deben ser esclarecidos en el menor tiempo posible», señaló José Manuel Martínez, director seccional de la Fiscalía en Bogotá.