Un juez acaba de enviar a la cárcel a seis personas que fueron capturadas por la desaparición del niño Maximiliano Tabares Caro de 6 años el pasado 21 de septiembre en Segovia, Antioquia.

La Fiscalía presentó varias pruebas que demostrarían que la mamá del menor, el padrastro y la abuela integrarían un grupo autodenominado los “Carneros”, investigado por actos de tortura y rituales satánicos contra un exintegrante de la secta.

También puedes leer: Gobernador de Cundinamarca instó a la CAR iniciar obras de mitigación de la cuenca alta del río Bogotá

Los detenidos serán procesados por los delitos de desaparición forzada agravada y tortura.

Noticia en desarrollo.