La Fiscalía General de la Nación imputó cargos y logró medida de aseguramiento en centro carcelario contra un hombre de 28 años, señalado de haber abusado, presuntamente, de sus dos hijastros de 4 y 8 años, entre el 2020 y lo que va corrido de este año.

También de haber grabado con su celular los actos sexuales, hecho que fue descubierto por la madre de los menores de edad al revisarle el teléfono.

 

Lea también: Reactivación económica, inversión y cambio climático: los objetivos de Duque en su visita a EE. UU.

 

El hombre fue detenido en días pasados por miembros del CTI con el apoyo del Ejército Nacional, en una vía pública del barrio Cádiz de Ibagué, Tolima, en cumplimiento de una orden judicial.

En audiencias concentradas, una fiscal seccional adscrita a la Unidad de Delitos Sexuales le imputó las conductas punibles de actos sexuales con menor de 14 años, acceso carnal abusivo con menor de 14 años, acto sexual violento y acceso carnal violento, todos agravados, en concurso con pornografía con persona menor de 18 años agravado.

 

Podría leer: Un muerto y al menos 14 heridos deja un tiroteo en un bar en EE. UU.

 

Adicional a estos cargos, le fue agregado el delito de violencia intrafamiliar ya que el hombre habría cometido en contra de su pareja y que, al parecer, ejercía en presencia de los niños.

Este último le fue endilgado porque hay elementos que probarían que el procesado maltrataba física, psicológica, emocional e incluso económicamente a su pareja, delante de sus hijos.

 

Quizás le interese: En Bogotá, científicos investigan creación de tejidos biosintéticos de piel y hueso

 

La investigación nació gracias a la denuncia interpuesta por la madre de una niña de 8 años y otro pequeño de 4 años, quien relató que al revisarle el celular a su pareja, con la que convivía desde hacía 2 años, descubrió la evidencia de un abuso continuo de parte del sujeto en contra de sus dos pequeños hijos.

El padrastro, quien habría violentado la integridad física y sexual de los pequeños desde el año pasado, grababa con su celular los momentos en que cometía los abusos. Precisamente, su celular fue incautado como elemento material probatorio para extraer la información que servirá como aporte para el avance de la investigación.

 

Lea más: Colombia pelea por entrar en zona de clasificación a Catar-2022 ante un Brasil implacable

El hombre permanecerá detenido en la cárcel Picaleña de la ciudad de Ibagué. Entre tanto los menores de edad y su madre se encuentran con apoyo psicológico.