Un juez de control de garantías envió a la cárcel a siete funcionarios del Inpec por la presunta comercialización de comidas rápidas, licor, drogas, celulares, y otros elementos, al interior de la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar (Cesar).

En audiencia el fiscal del caso reveló los elevados costos que los funcionarios les cobraban a los internos.

“Se ingresaban elementos tales como comidas rápidas, por los cuales se cobraban tarifas de ingreso. Por decir, una hamburguesa cobraban 250 mil pesos; una caja de arroz chino cobraban 400 mil pesos, por ingreso de un litro de licor un millón de pesos, por ingreso de celular cobraban un millón de pesos, por una libra de marihuana cobraban un millón 500 mil pesos”.

Le puede interesar: Contraloría confirma pérdida de $22.354 millones en concesión de peajes de Cartagena

Estos elementos los ingresaban gracias al uso de drones. Otros, simplemente los arrojaban desde el exterior de la cárcel en Valledupar y luego recogidos por los internos con complicidad de los funcionarios del Inpec.

La Fiscalía les imputó a los capturados el delito de concierto para delinquir agravado a Henry Rendón Henao Martínez, Henry Fernando Novoa Martínez, Fabián Ricardo Cangrejo Castillo, Edgar Alejandro Martínez Arias, Cristian David Correa Osorio, Andrey Alejandro Durán Sánchez y Jaime Alonso Herrera Flórez.