El procurador Fernando Carrillo cuestionó la situación actual de las cárceles del país, donde se registran más de 600 contagios con coronavirus, y reiteró su llamado al Gobierno para evitar una “sentencia de muerte” en los centros de reclusión del país.

El procurador fue citado a la comisión de Ética del Congreso para explicar qué medidas ha adoptado el Ministerio Publico, durante la pandemia del Coronavirus. Carrillo indicó que entre las acciones, le ha pedido al Gobierno que tome medidas urgentes en las cárceles, dado el alto nivel de hacinamiento y la elevada cifra de contagios.

“Todo lo que huele a cárcel, huele mal desde siempre, y nunca ha habido una política para tomar decisiones de fondo. Por su puesto se trata de preservar los escenarios de seguridad, pero se trata de evitar una sentencia a muerte que es lo que sucede con las personas que están contagiadas, o que van a ser contagiadas ante la ausencia de medidas de protección”, explicó Carrillo ante el Congreso de la República.

De otra parte, al ser consultado sobre la situación de los funcionarios del sector de la salud, el procurador reiteró su denuncia sobre los incumplimientos por parte de las ARL, en la entrega de elementos de protección para el personal.

Publicidad

“Hay que comenzar a investigar y a sancionar a las ARL, porque no podemos seguir comiendo el cuento de que por repartir unos guantes ya están cumpliendo con la obligación que tienen, de entregar los elementos de bioseguridad”, agregó.

En el país hay más de 10 mil Instituciones prestadoras del servicio de salud, y según la procuraduría las ARL solo han entregado los insumos en 1454 establecimientos.