El Inpec reveló que desde cuando se decretó el estado de emergencia por el coronavirus (a mediados de marzo) han salido de los 132 establecimientos del orden nacional 19.918 personas privadas de la libertad, la mayoría a detención domiciliaria.

El reporte oficial precisa que solo 857 personas han podido beneficiarse con la detención domiciliaria transitoria contemplada en el decreto de emergencia expedido para deshacinar las cárceles y tratar de contener la COVID-19.

Otras 8.249 personas han salido a domiciliaria por procedimientos ordinarios y 10.812 han recobrado la libertad por circunstancias rutinarias como el cumplimiento de pena, de acuerdo con el Inpec.

Las mismas autoridades carcelarias informaron que a la fecha hay 1.472 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 1.272 corresponden a personas privadas de la libertad, los otros 200 contagiados son personal de la guardia o administrativo.

En los establecimientos penitenciarios del orden nacional el número de personas detenidas llega a 123 mil, la capacidad instalada es de 81 mil cupos lo que significa que la sobrepoblación es de 42 mil personas, según cifras oficiales.