El empresario Carlos Mattos fue condenado a 9 años y cinco meses de prisión, por haber sobornado al exjuez Reinaldo Huertas.

La decisión se dio luego de que Mattos aceptara cargos y lograra la reducción de su pena, aunque sus delitos fueron tachados como graves por el juez, que no accedió a darle casa por cárcel ni libertad condicional.

Mattos fue condenado por por alterar el sistema de reparto de tutelas y sobornar a funcionarios judiciales para que fallaran a su favor en un pleito con la firma coreana Hyundai.

Con estas actuaciones Mattos buscaba que los carros Hyundai solo pudieran comercializarse en Colombia a través de su compañía.

Noticia en desarrollo.