El empresario Carlos Mattos, extraditado ayer desde España, fue presentado esta madrugada ante un juez de control de garantías que legalizó su captura y lo envío a la cárcel La Modelo mientras se adelanta el juicio en su contra por los sobornos y fraudes cibernéticos cometidos presuntamente dentro del caso Hyundai.

Sin embargo, el INPEC determinó que el lugar de reclusión de Mattos será la cárcel La Picota, a donde ya fue trasladado, debido a que su defensa manifestó que había amenazas de muerte

Le puede interesar: ¿Cuánto subirán las matrículas en universidades privadas en 2022?

Incluso, durante la audiencia, Mattos sufrió un desmayo. Su defensa, a cargo del abogado Iván Cancino, insistirá en que le sea concedida la detención domiciliaria por su avanzada edad y estado de salud.

Además, la defensa de Carlos Mattos señaló que sólo se le podrá juzgar por dos de los cinco delitos imputados en Colombia.

En los próximos días se fijarán las fechas para las audiencias preparatorias de juicio.

Vea también: China supera a EE. UU. como el país más rico del mundo