Ignacio Romero Nieves, comercializador de carnes señaló que“se están llevando prácticamente toda la existencia de ganado, vacas, toros, terneros, la novilla, los vientres, en fin, se está generando un gran desabastecimiento”.

“Duele en el alma la situación que se está presentando tan difícil, que no miren primero la mesa colombiana, no garanticen el producto para el país, sino que se aborden exportaciones sin medida ni control”, manifestó Julio Moreno

A esta problemática se suma el ingreso ilegal del ganado y la proliferación de mataderos clandestinos.

El gerente general de Colbeef, Jorge Quintero Pimentel señaló que “el ganado de Venezuela sigue llegando más en forma ilegal afectando la comercialización”.

Añadió, “llegan a las plazas diferentes centros de consumo en donde no han pagado impuestos y por supuesto con un riesgo altísimo de brote de aftosa”.

Según los comercializadores, Fedegan los dejó solos.

Pedro Julio Moreno dirigente de comercializadoras de carne se pronunció “en este momento diríamos que le está favoreciendo al sector ganadero hacia las exportaciones, pero no está mirando el tema que está presentando la situación”.

Publicidad

El gobierno regional reconoce la problemática, pero afirma que sólo puede combatir la clandestinidad.

El gobernador, Mauricio Aguilar Hurtado señaló “estamos inspeccionando y haciendo seguimiento dónde pueden haber esos mataderos clandestinos, desafortunadamente terminan en el consumo humano”.

Los ganaderos de la región del país exigen tope a las exportaciones de ganado, controles para ingreso de animales y regulación de la tarifa, además aseguran que de continuar así las cosas, para Semana Santa ya no se verá en la región ni un trozo carne.