Inundaciones y deslizamientos provocados por las lluvias de la tormenta tropical Iota, que se está fortaleciendo en el Mar Caribe, han derivado en una emergencia en Cartagena de Indias, que ha tenido que decretar la calamidad pública.

Le puede interesar: ¿Admitió la derrota? Trump dijo que «el tiempo dirá» si sigue siendo presidente

Las imágenes de las inundaciones en Cartagena se suceden una tras otras a lo largo y ancho de la ciudad: desde las barriadas más alejadas, las más afectadas por las lluvias, hasta el centro histórico, donde los vehículos han quedado bajo el agua y algunos locales están inundados.

Sitios reconocidos como la Plaza de los Coches, en el centro, o localidades como las de Albornoz, Villa Rosa, Olaya Herrera, Pablo VI y Bayunca se han visto afectadas por esta situación que tiene en emergencia a una ciudad que apenas está empezando a recuperarse del impacto económico de la pandemia de la COVID-19.

Publicidad

Conozca más: Servientrega y Fundación Mujeres de Éxito entregaron 1.600 bultos de papa a comunidades vulnerables

Según el alcalde de la ciudad, William Dau, por las fuertes lluvias que se han prolongado por más de 24 horas, hasta el 70 % de la ciudad presenta inundaciones e incluso en algunas zonas han ocurrido derrumbes que tienen en vilo a los habitantes de varios barrios.

«Desde tempranas horas todos los equipos de todas las dependencias de la Alcaldía están dispuestos a entrar en acción para mitigar los efectos. El día de hoy estaremos decretando una calamidad por la fuertes lluvias y con eso podremos inmediatamente contratar equipos para mitigar los efectos», expresó Dau.

La tormenta tropical Iota continúa este sábado su desplazamiento hacia Centroamérica, una región que no se recupera todavía del impacto de Eta y que el lunes puede estar sufriendo los estragos de una Iota convertida en un huracán durante el fin de semana.

Vea también: Aplazan la edición número 65 de la Feria de Manizales

De acuerdo al Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, Iota presenta vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 km/h) pero los meteorólogos vaticinan que a lo largo de las próximas 48 horas se intensifique y se vuelva «un huracán intenso cuando se aproxime a América Central».