Un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia le imputará cargos al exgobernador de Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía Campo, por el delito de cohecho por dar u ofrecer, dentro del escándalo de corrupción conocido como el “Cartel de la Toga”.

El exgobernador, presuntamente, acudió a la red de corrupción, conformada por el exmagistrado Francisco Javier Ricaurte Gómez, abogados y otros exintegrantes de la Rama Judicial, para que intercediera y fueran direccionadas a su favor investigaciones que seguían en la Fiscalía.

Por esta actuación, se habría pactado el pago de 1.000 millones de pesos. La Fiscalía tiene pruebas de que Abadía Campo habría entregado inicialmente 400 millones de pesos, a través del abogado y exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno.