El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia SAC, Jorge Enrique Bedoya, afirmó que la tasa de informalidad laboral, que según el DANE fue del 48 % en las principales ciudades, confirma que el país requiere con urgencia una reforma laboral.

El dirigente afirmó que “es inaceptable que casi la mitad de la población ocupada en nuestro país se encuentra en la informalidad laboral, lo cual refleja una altísima fragilidad del mercado del trabajo en nuestro país y por eso es que se requiere que se haga una reforma laboral como lo hemos venido solicitando desde los gremios”.

Le puede interesar: Serfinanza se pronuncia sobre la conversación entre Aída Merlano y Julio Gerlein

Según el informe del Dane, correspondiente al cuarto trimestre de 2021, la alta informalidad llevó a que el 50 % de los trabajadores no puedan cotizar a pensión, ni contar con otros beneficios de la seguridad social.

Bedoya también se refirió a las recomendaciones de la OCDE a Colombia para llevar a cabo reformas laboral, tributaria y pensional, que permitan al país contar con una cobertura universal en protección social.

Conozca más: Estados Unidos considera que Rusia invadiría Ucrania la próxima semana

“Estas recomendaciones lo que hacen es reiterar el llamado que hemos hecho hace muchos años, sobre la imperiosa necesidad de llevar a cabo reformas pensional y laboral. No se necesitan más recomendaciones, se necesitan acciones y para esto es importante que el Gobierno y el Congreso tengan voluntad política de lograr consenso en beneficio de los trabajadores del país”.

Las tasas de informalidad son más altas en algunas ciudades, como se aprecia a continuación:

Informalidad Urbana

  • Cúcuta: 70 %
  • Sincelejo: 66 %
  • Santa Marta: 65 %
  • Valledupar: 63 %
  • Bogotá: 42 % 
  • Medellín: 41 %
  • Pereira: 40 %
  • Manizales: 33 %

Fuente: DANE

Lea más: Duque, Santos, Uribe, Vargas Lleras y Char: entre los mencionados en la compulsa de copias del caso Merlano

Al respecto se pronunció también la presidenta de Acopi, el gremio de la pequeña y mediana empresa, Rosmery Quintero, quien manifestó que “los altos costos no salariales que recaen sobre las empresas y que influye en la alta informalidad”.

“Hace falta considerar lo que ha propuesto la Misión de Empleo, pensar de una manera objetiva las reformas que el país necesita para generar más oportunidades y disminuir las brechas”, concluyó la presidente de Acopi.