La Fiscalía llamó a juicio a 13 exdirectivos nacionales e internacionales de la multinacional bananera, Chiquita Brands, por presuntamente financiar a los grupos paramilitares de Urabá y Santa Marta, a través de su filial Banandex.

La decisión cobija a 8 directivos nacionales de la empresa, y a 5 extranjeros que presuntamente habrían depositado dinero en cuentas bancarias, vinculadas al exjefe paramilitar Raúl Emilio Hasbún, alias ‘Pedro Bonito’.

Adicionalmente, CM& conoció el documento completo de acusación, en el que el ente acusador pide que se investigue a varios exgobernadores de Antioquia, por omitir los controles de vigilancia para combatir a las convivir.

«(…) Se dispone a compulsar copias para investigar a quienes durante el período de 1997 a 2004 fungieron como gobernadores de Antioquia por omisión (…)», señala la acusación.

El caso se remonta al año 2003, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos sancionó a la multinacional por  patrocinar a estos grupos armados ilegales representados a través de las Convivir.

Las autoridades estadounidenses sancionaron a la multinacional bananera por 25 millones de dólares, y allí se evidenció que altos directivos tenían conocimiento de los pagos irregulares, de tres centavos de dólar por cada caja de banano exportador.

Según las pesquisas, en la década de los 90 Chiquita Brands a través de Banadex habría financiado a grupos paramilitares para que se les permitiera trabajar en el Urabá.