El magistrado José Fernando Reyes, de la Corte Constitucional, ha insistido para que el alto tribunal estudie una acción de tutela presentada por la esposa del capitán Germán Rivera, uno de los 18 exmilitares colombianos detenidos en Haití por su presunta participación en el asesinato del presidente Jovenel Moise.

La tutela alega que Rivera y sus compañeros han recibido presuntas torturas, malos tratos y se encuentran en condiciones precarias.

Le puede interesar: Desplazamiento masivo de indígenas embera en Cartago

Para el magistrado Reyes, este caso puede permitir que la Corte se pronuncie sobre el concepto de asistencia consular, advirtiendo que “el Congreso de la República no ha delimitado el alcance concreto de las obligaciones que tiene el Estado colombiano en esta materia”.

También permitiría que la Corte se pronuncie sobre “las reglas que deben considerar las oficinas consulares del país de cara a la asistencia jurídica que se debe prestar a los connacionales en los procesos penales adelantados en su contra en otros Estados”.

Reyes advierte que “se trata de un caso en el que un grupo de connacionales se encuentran privados de la libertad en condiciones precarias de reclusión y sin que al parecer se respete su debido proceso”.