La Corte Suprema de Justicia aceptó el desistimiento que hizo la defensa del expresidente Álvaro Uribe Vélez sobre la tutela que estaba a punto de resolver la corte y en la que pedía anular la imputación de cargos por presunta manipulación a testigos que hizo la Fiscalía.

La decisión de la corte, aceptando la solicitud de la defensa del expresidente y exsenador Álvaro Uribe Vélez de desistir de la tutela, fue tomada dos días antes de que la Fiscalía anuncie su determinación sobre si lleva a juicio al exmandatario o le pide a un juez que precluya la investigación por presunta manipulación a testigos.

 

 

La tutela que llegó a la corte tras ser negada en enero por el Tribunal Superior de Bogotá fue instaurada por los abogados del expresidente y exsenador pidiendo la anulación de la imputación de cargos que hizo la Fiscalía tras considerar que una cosa es la imputación y otra la indagatoria ante la corte, que precisamente se convirtió en la imputación una vez el proceso pasó de la Corte a la Fiscalía.

Una vez el tribunal negó la tutela, los abogados impugnaron la decisión, razón por la cual llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.

 

 

En la tutela la defensa de Uribe Vélez invocó los derechos fundamentales al debido proceso y la defensa.

El expresidente y exsenador Uribe es investigado por soborno a testigo en actuación penal y fraude procesal.

Este viernes, la Fiscalía que por pérdida de competencia de la Corte Suprema asumió la investigación anunciará qué decisión adopta.