El presidente Iván Duque condenó el caso de abuso sexual de una niña indígena en el departamento de Risaralda y advirtió que “seremos implacables en la investigación y tenemos que ser implacables en la sanción”, porque en Colombia se tiene que enfrentar con drasticidad cualquier tipo de agresión a un menor de edad.

“Este país tiene que enfrentar con contundencia y con drasticidad cualquier agresión a un menor, cualquier asesinato o cualquier violación, sea quien sea; aquí no podemos ser tolerantes frente a ninguna de estas conductas. Tenemos que ser drásticos y tenemos que ser imperativos”, aseguró el mandatario durante el evento histórico de la firma del acta de inicio de las obras del Regiotram de Occidente.

En referencia a los militares implicados en el caso, indicó que “si nos toca estrenar con ellos la cadena perpetua, la vamos a estrenar con ellos y con cualquiera que quiera pisotear la dignidad de un niño, que quiera pisotear la transparencia y la inocencia de cualquier niño”.

“A mí me duele que se señale a miembros de la Fuerza Pública de haber cometido una violación de una niña indígena, pero vamos a ir hasta el fondo de las investigaciones”, recalcó el mandatario.

Así mismo, aseveró que ya le impartió instrucciones al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, para que apoye a la Fiscalía General de la Nación en el caso.