1200 productores de papa criolla, cebolla, pastos, fresas y hortalizas sufren hoy las consecuencias de la pérdida de sus cultivos por culpa de las heladas que azotan poblaciones al oriente de Santander.

Los precios de estos productos de la canasta básica amanecieron por las nubes en las centrales de abasto.

Las familias que lo perdieron todo ya comenzaron a ser asistidas.

Pero no sólo cultivos se han visto afectados, también las vías por la gran cantidad de granizo y la poca visibilidad que hay en ellas. Las autoridades recomiendan prudencia a los viajeros y abstenerse de movilizarse en horas nocturnas.