Los días 7, 8 y 9 de agosto el comercio del centro de Cali tendrá sus puertas cerradas. La decisión de los empresarios es para contribuir con las recomendaciones de las autoridades sobre una cuarentena voluntaria.

«Este es un aporte que le hacemos los empresarios del centro a la ciudad para que el pico y la pandemia baje, es duro por el tema de la economía, pero estamos apoyando el tema de la salud a los caleños, el centro está comprometido con la salud de todos», dijo Albeiro Aristizábal, presidente Grecocentro.

Aunque está descartado un nuevo confinamiento en la ciudad, las autoridades insisten en la necesidad de tener medidas preventivas, especialmente durante el pico de la pandemia.

«Hemos dicho que nos apalancamos en la conciencia, con un ciudadanos que se aisle, que asuma la cuarentena, el uso del tapabocas, el lavado de manos. Aquí se va a salir de esta circunstancia a medida que el ciudadano asuma en aislamiento», insistió Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali.

La Secretaría de Salud expuso que la velocidad de la curva del contagio permanece estable hasta el momento.

«Esto no significa que ya Cali salió del riesgo, que ya haya vivido su pico epidémico, no, eso significa que veníamos en una curva de ascenso que hemos logrado estabilizar, que se ha aplazado el pico epidemiológico y posiblemente este podría ocurrir en el mes de agosto», explicó Miyerlandi Torres, secretaria de Salud de esta ciudad.

La capital del Valle cuenta con 17.718 reportes confirmados y de 790 camas UCI, el 88.6 % están ocupadas y de 528 exclusivas para pacientes con coronavirus, hay 61 disponibles.