Dentro del despacho del alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina encontraron varios micrófonos de espionaje. Los sofisticados aparatos para escuchar las conversaciones privadas fueron instalados en paredes, escritorios y hasta en un reloj de pared.

En las últimas horas, investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, se tomaron las instalaciones de la alcaldía en el tercer piso, donde funciona el despacho del alcalde. Ahí fueron encontrados los micrófonos para espiar las conversaciones del mandatario local.

Cada uno de los micrófonos mide aproximadamente un centímetro de largo y son tan anchos como una mina de lapicero. También se encontraron los receptores, con módulos GSM. Esta tecnología sirve para que el audio pueda ser enviado a un celular.

El mandatario caleño solicitó que se investigue con celeridad cuándo fueron instalados estos dispositivos.