El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) expresó su preocupación por el aumento de la violencia en diversas zonas de Colombia y las consecuencias humanitarias en medio de las manifestaciones por el paro nacional que ya cumplen más de 15 días.

“En las últimas dos semanas se han reportado más de cien afectaciones contra la Misión Médica en distintos lugares del país, entre las que se encuentran lesiones personales, amenazas y ataques contra el personal de salud, así como agresiones a vehículos sanitarios. Es particularmente preocupante la obstaculización al paso de ambulancias (que ya han ocasionado la pérdida de al menos una vida humana) y el bloqueo del tránsito de insumos médicos vitales”, afirmó el CICR.

Publicidad

 

Le puede interesar: Toque de queda inicia a la media noche desde este viernes en Cali

 

El CICR afirma que esta situación no solo resulta difícil para los trabajadores sanitarios que enfrentan serias limitaciones y riesgos para el desarrollo de su labor, especialmente en el contexto actual del tercer pico de la pandemia por COVID-19, sino también para las comunidades y pacientes que no pueden acceder a los servicios de salud.

“Desde el CICR hacemos un llamado al respeto de la Misión Médica en toda circunstancia, a que se permita que el personal de salud lleve a cabo sus actividades para salvar vidas y que los insumos médicos vitales lleguen a donde se necesiten”.

 

Vea también: Policías implicados en caso de Alison Meléndez en Popayán, a indagación preliminar de la Procuraduría

 

Asimismo, están preocupados por las consecuencias humanitarias de la violencia existente y que tienen un impacto directo en la ciudadanía generadas por actos como homicidios, violencia sexual, desapariciones, amenazas, lesiones y abusos que han reportado distintos sectores del país en los últimos días. “Estos hechos generan sufrimiento en muchas familias y una profunda herida en la sociedad que tomará tiempo para curar”.

“(..) Hacemos un llamado a las instituciones y a la ciudadanía para que realicen un esfuerzo para prevenir la violencia y así reducir nuevas consecuencias humanitarias en el contexto actual”, aseguró el CICR.