Con motivo del Día Internacional de los Desaparecidos que se conmemora el 30 de agosto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, se refirió a los avances en la creación de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) afirmando que “aunque positivos, no son suficientes” y sostuvo que “la demora en su puesta en marcha efectiva añade aún más dolor a las familias y no puede justificarse casi dos años después de la firma del Acuerdo de Paz”.

Para el jefe de la delegación del CICR en Colombia, Christoph Harnisch, “la sociedad en conjunto y especialmente el nuevo Gobierno, debe hacer un esfuerzo por priorizar la búsqueda de personas desaparecidas y garantizar que se hace todo lo posible para que los familiares tengan respuestas».

También calificó como “pasos positivos” la creación de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas y su ratificación, por parte de la Corte Constitucional de su carácter extrajudicial y humanitario, sin embargo, afirmó que esperaban “avances mucho más rápidos. Más allá de los trámites administrativos, hace falta voluntad política, pues lo que las familias necesitan son respuestas y, hasta ahora, no las tienen».

Para el CICR, encontrar a quienes desaparecieron por causa del conflicto y la violencia es uno de los retos humanitarios más importantes que enfrenta Colombia.

Cabe resaltar, que entre 1958 y 2017, la CICR ha documentado cerca de 83.000 desapariciones forzadas en Colombia.