La Comisión Interamericana de Derechos Humanos que continúa sesionando en Bogotá, da cuenta del preocupante aumento de asesinatos en el país. Asegura que aunque el Gobierno ha diseñado programas de protección, se evidencian alarmantes signos de falta de programas para hacerlo. 

«La comisión observa que el asesinato de personas defensoras de derechos humanos, a pesar de su inclusión en estos programas de protección, demuestra las profundas deficiencias de estos mecanismos de protección nacionales y los resultados catastróficos que estas deficiencias suponen».

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos asegura además que Colombia vive un clima de mayor optimismo, luego de la firma del acuerdo de paz. 

«En el marco del 167 Periodo Extraordinario de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que se celebra en Bogotá, Colombia, la CIDH y las Oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en América Central, América del Sur, Colombia, Guatemala, Honduras y México (OACNUDH) acordaron profundizar acciones conjuntas para avanzar la implementación efectiva del mecanismo de acciones conjuntas para contribuir a la protección de las personas defensoras de los derechos humanos en las Américas”.

En esta reunión, las oficinas de OACNUDH y la CIDH avanzaron en la consolidación del mecanismo de acciones conjuntas con propuestas específicas de acción para el 2018 en cinco líneas prioritarias: 1) estudios conjuntos, 2) monitoreo y protección, 3) incidencia, 4) promoción y 5) asistencia técnica».