Fueron cerrados por las autoridades 10 hoteles del centro de Medellín que en su interior permitían actividades ilícitas como consumo de alucinógenos  y uso de menores de edad para explotación sexual.

“Se cierran estas denominadas residencias, esto se hace en los sectores del centro, Juanambú, en los Puentes y en la Y de Barbacoas por la falta de requisitos legales, venta de estupefacientes y actividades diferentes consignadas a la actividad mercantil”, explicó el coronel Iván Santamaría, comandante (e) de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

La mayoría de casos de explotación sexual al interior de estos hoteles eran menores de edad que eran llevadas y usadas para prostitución. Hace unos días unas adolescentes habrían sido abusadas en uno de los establecimientos.

Las autoridades continuarán realizando  operativos en la zona para evitar la criminalidad en hoteles del centro de Medellín.