La rumba en un estacionamiento comercial del occidente de Cali terminó tras la intervención de las autoridades que verificaban el cumplimiento del aforo y pedido del carné de vacunación a los clientes.

“Al interior del mismo encontramos gran cantidad de personas superando el aforo permitido. Este establecimiento se cerró”, indicó Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección y Vigilancia de Cali.

También puedes leer: Es inminente la llegada de la variante Ómicron a Colombia, dicen especialistas

Las autoridades advierten que los controles a estos sitios serán más estrictos teniendo en cuenta la proximidad de las fiestas decembrinas en la ciudad.

“Ya hemos cerrado establecimientos por no pedir el carné a quien los visita y estamos convencidos que la vacunación es la mejor manera de superar esta crisis”, añadió el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina.

Hasta el momento no se tiene pensado ampliar el horario de funcionamiento y todo dependerá del comportamiento tanto ciudadano como del comercio con las normas establecidas.