El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) contaba este año con más de 55 % de hacinamiento, una población de 124.188 privados de la libertad, para 80.156 cupos, una sobrepoblación de 44.032 privados de la libertad en los 132 Establecimientos Penitenciarios del país.

Con corte a 17 de diciembre, se registra una cifra histórica de disminución del hacinamiento que alcanza el 19.9 %, logrando la descongestión de los Establecimientos de Reclusión del Orden Nacional.

Gracias a la expedición del Decreto 546 del Gobierno Nacional, obedeciendo a las directrices de la OMS frente a la pandemia por COVID19 y la aplicación de medidas ordinarias, que contempla la ley.

Con el cumplimiento de las tres quintas parte de la condena, un gran porcentaje de privados de la libertad se vieron beneficiados con las medidas otorgadas por los jueces de ejecución de penas como prisión domiciliaria o su libertad.

Publicidad

Con estas medidas en el mes de julio las cifras descendieron notablemente a un 29 %, sin embargo, aún por encima de lo dictado por la ley, que establece que los centros penitenciaros podrían tener un máximo de hacinamiento del 20 %.