En lo corrido del año, según cifras de Medicina Legal, habrían sido violadas 7.544 personas, de ellas, 6.479 menores de edad. Sin embargo, para la Asociación Afecto, que trabaja hace más de 30 años en el tema, esas estadísticas están muy por debajo del real abuso sexual contra niños y niñas.

El informe de Medicina Legal detalla, en frías estadísticas, la tragedia que sufren miles de niños, niñas y adolescentes que son abusados sexualmente en Colombia.

Según esas cifras, entre enero y mayo de este año, Medicina Legal practicó 7.544 exámenes médicos para establecer la comisión y autoría de delitos sexuales.

De ellos, 6.479 a menores de edad, discriminados así.

Entre 0 y 4 años (744). Entre 5 y 9 años (1.749). Entre 10 y 14 años (3.001). Entre 15 y 17 años (985).

En un país con tanto arraigo machista, las mujeres representan el mayor número de víctimas (6.400). Los hombres (1.144), del total en lo corrido del año.

Pero para la directora de la Asociación Afecto, Isabel Cuadros, que trabaja por la prevención y atención del abuso y maltrato a menores, esas estadísticas se quedan cortas.

“La realidad del abuso sexual es muchísimo más grande que eso, una de cada cuatro niñas y uno de cada cuatro niños va a ser víctima de abuso sexual antes de que cumpla los 18 años. Entonces, la realidad es muchísimo peor de lo que muestra Medicina Legal”.

La experta, Isabel Cuadros, recomienda nunca dejar a los niños a solas con un adulto.

“Tenemos que hacer códigos de conducta en las instituciones para que no haya un adulto a solas con un menor, sin ninguna vigilancia”.

Dice Isabel Cuadros que la violación de la niña del pueblo Embera Chamí, de apenas 12 años, pone sobre el tapete la realidad del abuso sexual contra menores de edad en Colombia, sobre todo, contra mujeres. Y que aunque ojalá este no sea el caso, la impunidad para estos delitos alcanza el 97 %.